2 de noviembre de 2011

Cuidados capilares (I): ¿Qué es la dermatitis seborreica?

Buenas!!
Hoy os traigo un nuevo tema que he titulado "Cuidados capilares" donde os voy a contar, desde mi experiencia, varios temas que considero que pueden ser de gran interés, y que muchas personas desconocen sobre el cuidado del cabello.

El primer tema que voy a tratar es la dermatitis seborreica del cuero cabelludo, ya que este tipo de dermatitis también afecta a otras zonas como la piel del cuerpo y la cara.

  ¿Qué es la dermatitis seborreica?
 Es una enfermedad cutánea muy frecuente, que consiste en la irritación y descamación del cuero cabelludo que suele producir picores y escozores. Este tipo de afección también es conocido como caspa, que es la fase más suave de la dermatitis (la cual no tiene enrojecimiento)




¿Qué característica tiene y como se presenta?
Como he comentado, este tipo de dermatitis da lugar a la aparición de escamas en la piel y en casos moderados, la aparición de picores, rojeces y heridas ( o también llamadas costras).

La dermatitis aparece por brotes, es decir, que dependiendo de la época, mejora o empeora. Normalmente cuando más brote hay es en primavera y otoño, aunque también se puede acentuar en situaciones de estrés emocional. Lo malo que tiene esta enfermedad es que se puede controlar fácilmente con tratamiento pero no se puede prevenir ni curar. Eso sí, tampoco se contagia.

¿Cómo se trata este tipo de dermatitis?
El tratamiento consiste en champús a base de antifúngicos (ketoconazol, sertaconazol, ciclopiroxolamina, sulfuro de selenio...) o con breas (vegetales, alquitrán de hulla) según el grado de dermatitis.
Si tienes costras, se requiere el uso de medicación con corticoides.

Y para terminar, algunos consejos....
- Si se tienen brotes activos con enrojecimiento, picores y heridas, evita los tintes, éstos pueden agravar la situación.
- Olvídate por un  tiempo de productos como espuma, gomina o acondicionadores del pelo.


En  próximos post os contaré los tratamientos que he utilizado, cómo me han ido y cómo consigo mantener a raya la dermatitis